"La construcción de formas arquitectónicas y la máquina" por Iakov Chernikov. PDF Imprimir Correo
Escrito por Angela Patricia   
Sábado, 24 de Octubre de 2009 23:31

"La construcción de formas arquitectónicas y la máquina" por Iakov Chernikov.

         

 

En el texto “La construcción de formas arquitectónicas y de la máquina”, Iakov Chernivok presenta sus planteamientos acerca del constructivismo, su origen, normas y leyes. Chernikov plantea que la expresión de las necesidades de construcción creativa no es una característica de todos los seres humanos. Varios factores hacen que este sentido sea difícil de desarrollar.

La primera razón es que existe un cuerpo de investigadores de los principios constructivos muy reducidos. La segunda es que, aunque han existido principios constructivos desde la antigüedad, nunca antes se ha prestado atención a ellos. La tercera razón es la indiferencia general ante la construcción. 
 
A pesar de estas razones, indagar sobre este tema es una característica inherente a todo ser vivo. Construir y crear son actividades inevitables. La naturaleza humana está construida de tal modo que, tras haber construido, procede a crear. 
 
Para Chernikov el significado de constructivismo está oculto bajo la esencia de todos los principios concretos a los que sirve. Una construcción puede ser realizada sin tomar en cuenta el uso al que será destinado, pero en este caso su valor disminuye.
 
El sentido del constructivismo va implicado en el hecho de dar la impresión de una coordinación indispensable de un elemento a otro. Las uniones colectivas en una serie de elementos forman un todo único definido.
 
El rasgo más interesante del constructivismo según Chernikov es su racionalidad, sin esta cualidad el constructivismo es inconcebible. Asimismo, el constructivismo es una necesidad indispensable y un complemento de nuestra forma de vida.
 
Una construcción nos afecta tanto por su forma particular como por las correlaciones de cuerpos inconexos que percibimos. Nos sentimos impresionados por el conjunto de elementos combinados entre sí en una escala definida.
 

El autor determina la existencia de varias “melodías” constructivistas que son generadas por la consonancia de las formas. Existe una construcción de objetos pesados y sólidos, además de un segundo tipo de construcción, la de cuerpos y superficies blandas.

 

La melodía de las articulaciones pasivas, confiadas, de sólidos; se da comúnmente cuando se presentan masas de combinación horizontal. Un objeto en posición horizontal comunica pasividad. Otra de las subdivisiones es la de grandes ambiciones en las articulaciones de sólidos. Además ciertas combinaciones de volúmenes dan una impresión de pesantez; éstas corresponden a las combinaciones pesadas, opresivas, de sólidos.

 

Por otra parte existen combinaciones ligeras, dinámicas, de sólidos en las cuales una construcción de tendencia dinámica produce una impresión de ligereza. Por último están las articulaciones autosuficientes, aseverativas, de sólidos que son aquellas que se encuentran completas en sí mismas y causan una impresión de plenitud.

 

Existen leyes básicas de la construcción que permiten reducir los elementos a un estado de interconexión constructiva. De éstas se puede destacar la afirmación de que cualquier cosa auténticamente constructiva es bella. Además, una construcción debe justificar la unión de sus elementos para considerarse como tal. Estos elementos forman una construcción si desempeñan un rol activo en el movimiento de unificación.

 

Chernikov define el concepto de constructivismo como toda combinación y articulación compacta de diferentes objetos que pueden unirse en un todo. El nacimiento de los principios constructivos se produce cuando existe una auténtica necesidad y demanda del mismo.

 

Las reglas y normas del constructivismo no han sido completamente expuestas, sin embargo el autor presenta varias que deben considerarse indispensables. Entre ellas se pueden mencionar que las mejores combinaciones de elementos son las que no contienen ni formas ni dimensiones repetidas; se ha de tener en cuenta el color, la iluminación, la textura, los materiales, etc; además toda composición ha de cumplir con su ideología y ha de reflejar su idea global.

 

La construcción en cuanto tal ha sido siempre parte inseparable de aquellas obras humanas que exigían el principios de unificación de las partes. La presencia del constructivismo se encuentra en todas partes. Por esta razón no se pueden mantener al margen de los diseños constructivos. El autor destaca que con el constructivismo nace una nueva concepción de la belleza que llama “la estética del constructivismo”.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Site Tools